Seleccionar página

Octubre: si lluvioso, copioso.

Octubre: si lluvioso, copioso.

Octubre («october»)

Viene del latín «october» por ser el octavo mes del calendario romano.

En octubre empieza a sentirse el otoño; comienzan a bajar las temperaturas por la noche y caen las primeras hojas de los árboles. «En octubre, caída de hojas y lumbre». Suele ser octubre mes de lluvias abundantes; si éstas caen suavemente, será beneficioso para el campo.

A primeros de mes, coincidiendo con la fiesta de San Francisco de Asís el día 4, llegan los primeros fríos polares, que traen vientos del noroeste y chubascos. Popularmente se conoce como «cordonazo de San Francisco» a este empeoramiento del tiempo. «El cordonazo de San Francisco se hace notar, tanto en la tierra como en el mar». Pasados estos primeros fríos, suelen volver las temperaturas cálidas, pero a partir de mediados de mes, el otoño ya se muestra de pleno.

Viviendo el campo en octubre

 

  • Siembras: trigo, cebada, centeno y avena, ajo, apio, cebolla temprana, guisantes, haba, judía verde, setas y hongos, albahaca, tomillo, lentejas.
  • Cosechas: algodónazafrán*, apio, albahaca, alubia, cebolla temprana, col de Bruselas, judía verde, coliflor, escarola, maíz, pipa de girasol, melón, pimiento, tomate, calabacín, calabaza, apio. col, setas y hongos, valeriana, castaña, almendra, nuez, avellana.
  • Es necesario retirar y quemar los frutos enfermos o estropeados que se hayan quedado en los frutales. Cuando la luna esté en fase decreciente, podar los árboles con frutos de cáscara.
  • Es el momento de plantar los bulbos de floración primaveral como narcisos, tulipanes y jacintos.
  • La llegada del «Avefría» marca el comienzo de la llegada de aves migratorias procedentes del norte de Europa: Noruega, Suecia, Dinamarca y Alemania.
*En otoño los azafranales se visten de un manto violaceo. Comienza la cosecha de la rosa del azafrán, y con ella, todos los trabajos encaminados a obtener este apreciado condimento.
El azafrán (Crocus sativus L.) es una planta bulbosa perteneciente a la familia de las iridáceas. Para su desarrollo necesita climas extremos y suelos aireados; en España la producción más imporatante se concentra en la meseta castelllano manchega (ver la flor de Madridejos).
El bulbo se planta entre los meses de junio y julio y, debido a su delicadeza, el trabajo se realiza a mano. Aproximadamente a finales de octubre o primeros de noviembre florece la rosa del azafrán. La floración se produce al amanecer y la flor debe cosecharse en seguida, antes del mediodía, pues se marchita en seguida y pierde su aroma y color. La rosa tiene forma de embudo con los pétalos de color entre lila y morado, tres estambres amarillos y un estilo blanco y corto del que surjen tres estigmas, las hebras o clavos.

flor-azafran

La monda es el trabajo consistente en separar los estigmas que constituyen el condimento. Para obtener un kilo de azafrán son necesarias 85.000 flores. Tras la monda llega el tostado o secado, imprescindible para quitar la humedad a las hebras y para dar al producto un aroma, sabor y color óptimos. El tueste reduce el peso del estigma a un 25% lo que, añadido a la dificultad de todo el proceso de obtención del azafrán, explica que esta especia haya sido desde tiempos de los egipcios conocida como «el oro rojo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.