Seleccionar página

Las grullas en su invierno extremeño

Las grullas en su invierno extremeño

grulla-vueloLa mayoría provienen de Francia y de Alemania, aunque hay ejemplares del norte de España

Huyen de las frías temperaturas del norte y recorren unos 4.000 km hasta su paraíso de invierno en Extremadura. Las grullas comunes europeas atraídas por la abundancia de alimento y por las suaves temperaturas del invierno extremeño sobrevuelan ya los humedales de la región, un hábitat óptimo para esta especie que nos acompaña cada año entre los meses de noviembre y febrero.

Extremadura, paraíso ornitológico

Se espera que este año, unos 80.000 ejemplares puedan ser observados durante sus desplazamientos diarios desde las áreas de alimentación hacia los dormideros situados generalmente a orillas de los embalses. Acompañadas de su sonoro y característico trompeteo, las grullas vuelan en grupos dispuestos en forma de V fácilmente identificables. Aunque la zona de invernada ocupa prácticamente la totalidad de la geografía extremeña es la comarca de las Vegas Altas del Guadiana la que concentra mayor número de ejemplares (unos 32.000). Las dehesas de Navalvillar de Pela (Badajoz) y en concreto el espacio protegido Moheda Alta con una superficie de 150 H acoge un centro de interpretación de las grullas que está abierto de octubre a marzo. Hay paneles explicativos, torretas, miradores y observatorios y es punto de partida para diversas rutas ornitológicas. Una vez más, ha tenido lugar el primer fin de semana de diciembre en este espacio natural el Festival de las Grullas de Extremadura. Este evento pretende cada año dar a conocer de cerca de esta especie y el hábitat que ocupa mediante avistamientos, talleres, actividades culturales y visitas guiadas. Con él se inicia una nueva temporada de avistamiento no solo de grullas si no de otras muchas especies que escogen las dehesas extremeñas como lugar de invernada. En los últimos años, Extremadura se ha convertido en uno de los primeros destinos ornitológicos de la península ibérica; más de 337 especies, unas 180 invernantes pueden ser observadas en esta Comunidad Autónoma, lo que atrae a aficionados al birding de todo el mundo. common crane  grus  grus-001

La grulla común (grus grus) tiene un tamaño similar al de la cigüeña pudiendo alcanzar una altura de algo más de un metro. El plumaje es gris en el cuerpo con matices pardos en el dorso y largas plumas en la parte trasera; la cabeza mezcla el blanco y el negro con una mancha roja en la parte superior. En las dehesas las grullas se han alimentado tradicionalmente de bellotas, pero la abundancia y facilidad para obtener semillas de cereal entre los rastrojos que han quedado después de la cosecha están alterando levemente sus costumbres alimentarias y con ello su actividad diaria, pues ya no tienen que desplazarse tan lejos para encontrar comida; incluso en los propios humedales donde pernoctan encuentran también alimento entre los rastrojos de regadío (semillas de maíz y de arroz).

Más información en Birding in Extremadura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.