Seleccionar página

En diciembre, hielos y nieve

En diciembre, hielos y nieve

Diciembre («december»)

Viene del latín «december» por ser el décimo mes del calendario romano. Los romanos pusieron este mes bajo la tutela de Vesta, diosa del fuego del hogar.

Diciembre es un mes muy frío; se dan los días más cortos y las noches más largas y el 22 se produce el cambio de estación.  En diciembre si el día no es frío, es ventoso. «En diciembre, día templado es que viene soplado». Tradicionalmente se decía que era un mes para quedarse en casa asando castañas. La lluvia y la nieve en diciembre son buenas para las cosechas. «Cuando en diciembre mucho llueve, buen año el que viene».

A mediados de diciembre (Santa Lucía, día 13) comienzan a alargar los días. «Por Santa Lucía, acorta la noche y alarga el día»

Viviendo el campo en diciembre

  • Siembras: ajo, apio, cebolla tardía, guisantes, haba, setas y hongos, lentejas y tomate, apio, alubia, endivia, col de Bruselas, judía verde, coliflor, escarola, lombarda, zanahoria, setas, hongos, aceituna, valeriana, castaña.
  • Cosechas: Una vez libre de cualquier cultivo debe prepararse y mantenerse el suelo retirando la paja descompuesta y los gusanos que pudiera haber. Cuando la luna esté en fase decreciente, podar los árboles con frutos de cáscara.
  • Es el momento de plantar los cítricos, coníferas y arbustos de hoja perenne. Es conveniente cubrir las puntas de los tallos de los rosales.
  • Proteja de los conejos el tallo de los arbustos jóvenes.
  • Los jacintos deben plantarse en un recipiente y ubicarse dentro de casa para que florezcan rápido.
  • A comienzos de diciembre comienzan a llegar las grullas a Extremadura; casi 40.000 ejemplares abandonarán este año las lagunas del sur de Francia buscando las dehesas y tierras más templadas atraídas por la abundancia de bellotas y de granos de maíz y arroz que han quedado en los campos después de la cosecha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.